Justicia

Facundo Vargas Durán: “Me corrieron por una ley inconstitucional”

La causa fue judicializada y hasta que no se resuelva no podría asumir alguien más en la banca.
jueves, 05 de julio de 2018 · 12:43

El excomisionado de Yala, Facundo Vargas Durán, se refirió a su expulsión del Concejo Municipal por decisión del cuerpo tras no haber asumido su banca. Apuntó contra el comisionado Santiago Tizón y su padre, el diputado Ramiro Tizón, por, aparentemente, haber modificado una ley para dejarlo fuera de la institución.

“De acuerdo al resultado de las elecciones del 2017, ocupé el segundo lugar. Me tocaba el cargo de Vocal Secretario, que es quien ejerce el control de forma directa del ejercicio del Comisionado Municipal, y por ley se establece que en caso de no haber consenso, el segundo es quien debe tomar el cargo”, explicó y añadió que en Yala, después de un proyecto presentado por el diputado Ramiro Tizón que modificó dicha ley, se dispuso que las nuevas autoridades las elija el presidente de la comisión. “Acá se nombró como vocal secretario al socio político del comisionado. Por eso presentamos la inconstitucionalidad de la ley”.

Señaló que la situación se conoce ahora, pero que se lo dio de baja durante diciembre y efectiva a partir de enero de este año, aunque recién ahora se declaró la vacancia. “No se me reconoció la condición de vocal y la ley, generó este conflicto”.

La Ley Orgánica Municipal prevé que para poder declarar la vacancia, de los cuatro vocales, se necesitan los 2/3 de los votos de los integrantes, y según confirmó Vargas Durán, solo el presidente y uno más votaron a favor y el tercero, en contra. “Nosotros somos cuatro vocales, para declarar la vacancia además tienen que notificar al vocal cuestionado –en este caso, yo- a ejercer la defensa para que explique por qué no se presentó y eso no se hizo. Hay dos vicios en el proceso”

 Consultado respecto de por qué no asumió nunca su banca, el excomisionado planteó “pretendían que yo jure como vocal segundo y yo no voy a jurar por un cargo que no me corresponde, violando la voluntad popular de las últimas elecciones”. 

Confirmó que la situación ha sido planteada por su defensa en la justicia y denunció que “hay presiones en la justicia para que me rechacen los planteos, para que se dilate y se resuelva en mi contra. El primer obstáculo que tenemos es la presión política del Ejecutivo y el Legislativo de la provincia”.

Finalmente señaló que al estar judicializada la causa, no puede asumir otra persona hasta que no se resuelva.

5
2

Comentarios