Guillermo E. Banzas

"Contra los medios gané; con los medios, perdí" (Perón)

miércoles, 10 de abril de 2019 · 10:48

Supongo que la frase de Juan Perón, por conocida que sea, no deja de ser muy clara y concisa, será que el viejo caudillo conocía mejor que muchos el espíritu nacional, tan contradictorio y voluble, lo cierto es que la prensa como venimos diciendo está jugando un roll cada vez más desesperado, por afirmar cosas relativas, proponernos quimeras imposibles, y apela a cierta característica de nuestra personalidad que es la fragilidad de nuestra memoria.

Claro, pero eso era antes, la tecnología ha venido a sustituir y reforzar, de algún modo, nuestra fragilidad o nuestro desinterés; digamos la verdad: la sociedad argentina sobre todo la urbana, tiene una enorme tendencia a que solo le importe su “metro cuadrado”, y solo atiende el del próximo, por una solidaridad muchas veces engañosa.

Lo cierto es que la Sociedad informada o “Círculo Rojo”, venimos siendo bombardeados desde hace ya bastante tiempo, por los Medios que sospechábamos independientes y serios, que, seguramente no han resuelto condiciones publicitarias beneficiosas con el “Estado  contratante” , y su cara visible que es el Jefe de Gabinete de Ministros, constitucionalmente el Jefe de la Administración Publica.

NO vamos a insistir en el fracaso estrepitoso de la operación Sergio Massa, y la imposibilidad de despegue de Roberto Lavagna, de esto me voy a referir brevemente.

Roberto Lavagna, fue ungido “prestigioso economista” por los Medios ya hace muchos años, tal vez mis opiniones estén sesgadas por mi condición de docente o de abogado que no ejerce su profesión y solo la estudia y enseña, pero pongámonos de acuerdo con los conceptos, sobre todo en esta época que el idioma está siendo vulnerado, y sabemos que el lenguaje es la manera que el ser humano trasmite ideas y pensamientos.

Prestigio: Buena fama o buena opinión que se forma una colectividad sobre una persona o una cosa.”, esta es la definición consentida por los que escribimos, leemos y pensamos en idioma castellano.

Los que recordamos el paso de Roberto Lavagna por el Ministerio de Economía, no tenemos una “buena opinión” sobre su gestión, mucho menos los jubilados, los  que quedan con vida, los empleados públicos, a los cuales les podaron sus salarios, a los ahorristas que le “sintetizaron” los ahorros, y no hablemos de los Bonistas a los cuales les dejaron de pagar, y recordemos que es esta administración la que termina de algún modo con lo que “no supo, no quiso o no pudo” Lavagna y Cía.

Sin embargo, no se sabe bien porque, o si, pero se los dejo a ustedes,  los Medios han sostenido como una verdad revelada que Lavagna y su grupete de Economistas fueron injustamente ignorados en la concesión del Premio Nobel de Economía.

El peronismo sufre una crisis enorme, producto de un defecto de “nacimiento”, que fue tardíamente reconocido por ellos mismos, que es su condición de Movimiento, y esto requiere de un “conductor” y el ultimo dirigente parecido a un “conductor” resulto un delincuente, y el anterior, Carlos Menem, también y encima uno por izquierda y el otro por derecha, arruinaron los dos anclajes históricos del Peronismo.

¿Cómo se puede  desarrollar políticas en un Movimiento que no tiene conductor y no está preparado para consensuar?.

El peronismo se ha transformado, en una Asociación, un Conjunto, un mosaico desesperante de ambiciones, corruptelas y complicidades, de tal suerte que todos, aun el propio Lavagna espera que una multiprocesada decida si ella le da el tiro de gracia al Peronismo, y deja que se canibalicen entre ellos.

El radicalismo pasó una crisis parecida pero como es un Partido de principios y democrático, los impresentables, aún con apellido ilustre nos terminan avergonzando.

Pero volvamos a los muchachos peronistas.

Hoy, este histórico movimiento que ha sabido apropiarse de los valores del socialismo y del radicalismo, además del presupuesto público desde hace setenta años, tiene tantos candidatos a presidentes, que hemos perdido la cuenta.

Urtubey, Massa, Pichetto, Rodriguez Saa, Cristina Fernández, alguno otro que me olvido, y pido disculpas, y como una síntesis Roberto Lavagna, que si no hubiera habido investigación sobre los cuadernos, seguía en Carilo.

Lo cierto es que Roberto aún no se decide, el suponía que sería el “Candidato” por aclamación  de lo que quedo de la Banda una vez identificada la Jefa, y no es así.

“Hay que dejar la vanidad a los que no tienen otra cosa que exhibir”. Honore Balzac

Pese al enorme esfuerzo financiero imagino, para instalar a Roberto Lavagna no llega a los dos dígitos de intención de voto, y Sergio Massa que esta igual o un poquito mejor, pretende que le reconozcan la antigüedad en esto de ser candidato, los demás miran impasibles, lo que en el fondo todo el peronismo sabe: es que este no es el turno, y si este no lo es, están perdidos, porque como bien explicaba Duhalde, el menos escrupuloso pero el más experimentado de esta Banda, “Si Macri domina la inflación, nosotros terminamos”, así lo están afirmando los Intendentes de la Provincia de Buenos Aires, que  arman Partidos Vecinales o ya avisan que irán con “boleta corta”.

Hay un reconocimiento “tácito” que no logran armar ninguna alternativa a CAMBIEMOS, y tampoco hay responsabilidad a la hora de hacer política en serio, por lo tanto lo que venimos observando que el plan del Gobierno de terminar con los elementos constitutivos de las recurrentes crisis económicas , que es el déficit, que produce endeudamiento y la inflación, la Oposición peronista , los Medios asociados, y hasta los liberales que deberían entrar en éxtasis con esta agenda, solo critican y destacan los problemas que se ocasionan cuando el Estado decide ordenarse, sin tocar salarios , empleo público, jubilaciones ,ni mucho menos las Ayudas a los sectores más vulnerables, que lo son gracias a las administraciones Peronistas.

 Seamos honestos, Macri llegó en el 2015 con treinta por ciento de pobres mal medidos, es decir había  muchísimo más, sin embargo los que dejaron la tierra arrasada, le reprochan la tardanza y los métodos para transformarnos mágicamente en Canadá.

Soy afiliado radical, como todos desde 1983, porque la dictadura de 1976, eliminó a los Partidos, como consecuencia de que el peronismo manejaba sus diferencias políticas a los tiros, los militares nos suspendieron a todos, pero soy anterior a eso, no es una virtud, siempre digo que es casual mi incorporación al radicalismo, lo que es una decisión meditada, y muy militante es haberme quedado en él.

Por esto, y porque dejé la Dirigencia, si alguna vez la he tenido, en el 2003,porque seamos francos, se es “Dirigente” cuando tienes responsabilidades de dirección, cuando no , sos un simple afiliado, y por esta mala costumbre que tenemos los Radicales de endilgarle a cualquiera la condición de Dirigentes,  tenemos los problemas que enfrentamos hoy, pero no se confundan, no son imposibles de resolver, solamente hay que decir la verdad, pedir disculpas por adelantado, porque vamos a ser cruelmente honestos, dicho esto. Mi opinión.

La Unión Cívica Radical, sus afiliados y simpatizantes no dejamos de ser argentinos con nuestras características sociológicas tan conocidas, y cuando se nos ofreció la posibilidad de ganar una elección dijimos que sí, “cuenten con nosotros”.

En el año 2013, perdimos Concejales, Diputados solo por no ir en un Frente, con los que naturalmente decimos lo mismo, el CC y el PRO, en el ámbito de la Ciudad de Bs As, la sociedad vacío de votos al radicalismo de la Calle Tucumán, que se volvió una cáscara vacía, al punto que elegían su mesa de conducción entre quienes podían  pagar la luz.

De hecho,  tan vacíos quedaron que tuvieron que “licitar” un candidato que venia del peronismo, que como no tenía Partido estaba en liquidación, y con el aparato Radical, y sobre todo la ayuda de los amigos del peronismo de la Ciudad casi le gana a Larreta, en el 2015, pero “casi”, en el 2017, con socialistas y todo solo juntaron el 11 %.

El resto del radicalismo, el de Bs As y sobre todo el del Interior, se juntaron en Entre Ríos y dijeron es ahora y es acá, y en el 2015 nació CAMBIEMOS, y como somos radicales y debemos nacer de un acto eleccionario, fuimos a las PASO, y nos ganó Mauricio Macri.

Los radicales con responsabilidad de gobierno, están en CAMBIEMOS, los radicales con responsabilidad militante también.

A los amigos que llegaron ayer al radicalismo, y me imputan que soy de “derecha “, les sugiero que me ignoren y rescaten el sesgo progresista de los actos de Gobierno,¿ o hay algo más progresista que hacer cloacas, poner agua  potable, hacer Escuelas y Hospitales, abrir Mercados  para que nuestras economías regionales vendan desde carne hasta miel?, ¿o para ser progresista solo hay que decirlo como Leopoldo y terminar en “la Secta”, o como Ricardito y ser funcional a la oposición peronista criticando a los correligionarios en  los canales de televisión?.

Para despejar dudas, e ir terminando, hace años que la sociedad se liberó de los “tutores ideológicos”, hace rato que la Sociedad tiene en claro que no hay que decir, hay que hacer, a los correligionarios les diría que  Néstor  se decía progresista y Cristina dice que “a la izquierda de ella, la pared”, este progresismo  no es el que acompañamos los hombres y mujeres honestos afiliados y simpatizantes del radicalismo.

Se vienen días interesantes, los Medios han perdido la batalla, sin duda fueron vencidos por hombres y mujeres del común que con un teclado o un teléfono y de manera gratuita han asumido su compromiso republicano y decimos  la verdad en las Redes.

Falta mucho para octubre y no dejarán de molestar, pero sabemos que una vez ganada la elección y como un bonus, si la sociedad así lo determina, se terminó una manera de hacer política, y una manera de hacer periodismo.

Si eso ocurre la Argentina empezará a CAMBIAR.

Los abrazo.

 

Fuente: gbanzas.blogsport.com

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias