Guillermo E. Banzas

“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”

lunes, 18 de febrero de 2019 · 20:55

“Una prensa libre puede ser buena o mala, pero sin libertad, la prensa nunca será otra cosa que mala”. Albert Camus

Inauguraré  una experiencia novedosa, continuar  con la reflexión del artículo anterior, porque me da la impresión que quedaron algunas ideas sin explicar y para evitar confusiones, trataré de ser un poco más claro.

Siguiendo la idea de Camus, sobre la libertad, vista esta de una manera más compleja que la tradicional visión que tenemos de la falta de ella, imaginando a un déspota, impidiendo su ejercicio, hablamos de la falta de libertad  que se impone por nuestras propias decisiones, lo que sería una suerte de “autocensura”, o el ejercicio de una función más ligada a la “difusión” a la “publicidad” que al periodismo.

Como saben los que siguen estos comentarios, soy hijo y nieto de periodistas, de cuando en vez y gracias a la gentileza de algunos Medios amigos, he publicado mis opiniones, desarrollo el gusto de escribir de manera personal, casi  “artesanal” y esto me genera una enorme libertad, por eso mis opiniones  son producto de que no vivo de ellas, o para ser más sincero, nunca podría vivir de ellas, salvo que me dedique a la literatura, cosa en la que estoy pensando.

Por lo tanto haremos aquí la primera  reflexión: no todos los que escriben o comentan lo hacen con la libertad de que en realidad viven de otra cosa, son pocos los que del periodismo viven y pueden decir sin ponerse colorados que nunca han escrito una “publinota”, o nunca han opinado influidos por el Director de redacción el cual había recibido un llamado del dueño del Medio comentando las inquietudes de algún anunciante, o de algún poderoso, como verán conozco el Medio desde adentro.

Cuando el periodismo gráfico, radial y/o televisivo se convierte en “profesional” deja de ser de algún modo libre, para  depender de otras circunstancias: tiraje,  alineación de la política del medio, audiencia, y ahora el famoso “minuto a minuto”, suponiendo que a los bodrios televisivos los podemos considerar programas periodísticos más o menos serios.

También tenemos las ideas y maneras personales de los profesionales, por ejemplo Bernardo Neustard, inauguró una manera de hacer periodismo direccionado, que influyó en muchísimos periodistas de los medios hasta la actualidad, de tal suerte que  dejo de ser Bernardo un periodista, para convertirse en un “influyente” en un señor que lograba  centralizar tanta atención que lo devoró su propia fama, y terminó haciendo de patético partenaire de Carlos Menem.

Detrás de su figura o su estilo llegaron Hadad y Longobardi, Rossi  de acompañante de un declinante Mariano Grondona, en fin, lo que conocemos: señores que sin el talento de Bernardo intentaron y lograron  influir en un Medio que  tuvo una enorme capacidad de lobby y que digamos la verdad han perdido.

Otros de la misma generación como Lanata, que inauguró un estilo más desfachatado y libre que generó una impronta de  “periodista duro” cuando en realidad Jorge es parte de su propio estilo, y genero una manera profesional de ver el periodismo, tal vez el más franco de todos en el sentido de que nunca negó la finalidad  comercial de su propuesta, claro hay mercado para todo, y siempre habrá oposición a los oficialismos, y estos por lo general son muy patéticos.

El Kirscherismo lo “blanqueo todo”.

Alguna vez escribí que la sociedad algún día agradecerá al peronismo K su enorme contribución para ordenar las cosas y generar una ”grieta” entre  miserables y hombres y mujeres honestos, el peronismo en general y el K en particular han amontonado en sus filas  características de personalidades que se oponen en muchos casos a la media moral mínima de la sociedad argentina, y la verdad, nuestra “media moral” en bastante baja.

El periodismo “militante”, es en sí mismo una contradicción de términos, pero en el caso que nos ocupa, los peronistas blanquearon la condición de profesionales de la difusión y la publicidad a miles de muchachos y chicas que se les dijo que su futuro estaba en la carrera de Comunicación, cuando nunca le dijeron que la Argentina no tenía mercado para tantos, y que nuestro estilo de consumidores de información daba más para hombres y mujeres de otras profesiones que opinaban con algunas excepciones honrosas como Pepe Eliaschev, un comunicador Social en serio en un país medio en broma.

Además nunca les explicaron que una materia que no se estudia en la carrera es el talento, y que nuestro periodismo requería, de una cultura general que no poseían, y que el arquetipo elegido como en el caso de Rodolfo Walsh,  y su apego a la ética profesional era bastante dudosa, un señor que gustaba de las prostitutas cubanas y en lo posible menores y embarazadas, no eran los Botana, o los González Tuñon del periodismo vernáculo  ¿verdad?

Hoy tenemos deformaciones como las de C5N que exige que el Estado los mantenga, ¿cuándo el periodismo pidió que el Estado los financiara? salvo que fueran  Gramma o los Medios del Partido Comunista.

El meteoro de Yucatán

Como los dinosaurios comenzaron su extinción con la caída en Chicxulub de un meteoro, las redes sociales fueron  el objeto que comenzó la extinción del periodismo tal como lo hemos conocido, quien no se recicló se extinguió.

El fenómeno empezó hace años en Estados Unidos y Europa, con el lento pero inevitable remplazo de los medios  en papel a plataformas de silicio, cuando la tecnología se popularizó y bajó los costos, permitió que los consumidores de información la tuvieran en la palma de la mano antes que los medios gráficos salieran de la imprenta, era fácil de comprender que  estábamos  frente de la finalización de una época.

En argentina, donde se habían multiplicado los “multimedios”, este golpe fue administrado: el kirscherismo reflotó el tema de Papel Prensa, cuando en realidad ya no hacia efecto el monopolio de Clarín y La Nación, como todo en el peronismo K: tarde, mentiroso, exagerado y cómplice, porque si somos sinceros nadie ayudó más a Néstor Kirchner  que el Grupo Clarín al principio, hasta que al "El Eternauta" que  quería  canjear Multicanal por un porcentaje del paquete accionario  le dijeron que si, el último decreto fue la fusión, y luego la Viuda de Noble le hizo “pito catalán”, digamos todo.

Detrás de esta mejicaneada, Néstor alineó a todo el mundo contra Clarín y logró, entre otras cosas, que la sociedad anti peronista fuera solidaria con un Medio históricamente chantajeador del Poder, sino pregunten a los que sufrimos el acoso de esa empresa en el gobierno de Raúl Alfonsín.

Hoy tenemos cada vez más “electrónica” y menos papel, además los Medios radiales y televisivos , en vez de reciclarse y tratar de competir con las Redes desde el supuesto Profesionalismo , las enfrentan nutriéndose de ellas, es patético escuchar las radios, y ver la televisión, sobre todo los noticieros que ya son producidos por ignotos  y desconocidos desde las Redes y los profesionales lo comentan, así es todo muy trágico, nos se quejen si a la poca cultura, la falta de profesionalismo le suman la pereza para producir sus propios contenidos .

En este escenario, comenté en la nota anterior sobre el apoyo a Cristina Fernández : “Que los simpatizantes, los militantes privilegien sus intereses al del bienestar general apoyando a una delincuente, se entiende, pero que mentes educadas, comunicadores , periodistas , intelectuales hagan lo mismo, ignorando la ley de gravedad, las evidencias incontrastables, el simple hecho que no pueden probar como acumularon los millones en blanco, y no se llamen al menos a silencio, no hagan un “retiro” estratégico, y continúen empecinadamente postulando a una delincuente de candidata, que haya empresas de comunicación comprometidas en esta aventura, nos habla del “absurdísimo”, como método para entender las cosas que nos suceden como sociedad”

Reflexionando sobre el “absurdísimo”, corriente del pensamiento a la cual adhería Albert Camus, continuó con su concepto de “prensa libre”, y cuando  está alineada ideológicamente, cuando es financiada desde el Poder o desde la Oposición, que ignora las causas penales, los latrocinios, aun la sospecha del asesinato de un Fiscal que investigó y denuncio el encubrimiento del peronismo al atentado a la AMIA ,  siempre es mala Prensa, sobre eso no puede haber duda alguna.

La libertad se pierde: cuando nos es conculcada o no es ejercida en plenitud cuando nos condicionan, pero en el caso de la prensa K, o filo peronista , no es una cuestión de impedimentos, es una decisión pensada y desarrollada, se oponen a un gobierno democrático, porque entre otras cosas este dejó de financiarlos.

No solo hacen oposición “boba”, desde los Canales de Noticias como América, C5N, Canal 26, Crónica TV o la mismísima TN, sino recorren muchos el camino de la extorción y el delirio al encabezar , promocionar y difundir operaciones miserables, como la de Maldonado, Nahuel que muere en un enfrentamiento con Prefectura, o ahora la inmoralidad de tratar de imputar a Stornelli de un delito absurdo, ya ni siquiera  chequean como confesó un operador de Servicios devenido a periodista llamado Horacio Verbitsky .

Camus reflexionaba con el concepto de “absurdísimo”, como un defecto de la sociedad, por eso lo explicaba desde la lógica del fanatismo religioso, que podría justificarlo, o nos decía que frente a la toma de conciencia de su inutilidad muchos pensaban en el “suicidio”, no solo físico sino básicamente intelectual al no reconocer las condiciones  ridículas de una idea y promocionarla.

Claro, Camus no vivió en la Argentina, quizás sin saberlo Enrique Santos Discepolo, reflexionó en Cambalache sobre los absurdos de la moral ciudadana, lo cierto es que quería dejarles estas reflexiones, sobre todo porque los meses por venir la prensa adicta al peronismo no solo por ideología, sino básicamente por pecuniario interés nos tratarán de influenciar y denostar a las Redes Sociales y sus usuarios, que al menos nos permiten la democratización de las ideas y en tiempo real desarmar las operaciones, solo por esto último, son tan necesarias.

Para finalizar, quería simplemente decirles que  no importa lo que leamos o escuchemos, lo importante es la lógica del razonamiento propio, y que nadie es dueño de la verdad, y esto es fantástico ¿se imaginan una sociedad donde nadie se equivocara?

Los abrazo a todos y muchas gracias

Gracias Ana Emilia Veteri

 

Fuente: gbanzas.blogspot.es

84%
Satisfacción
7%
Esperanza
7%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias