Guillermo E. Banzas

“Con las piedras que con duro intento los críticos te lanzan, bien puedes erigirte un monumento”. Immanuel Kant

viernes, 25 de octubre de 2019 · 12:26

Llegamos al fin de la campaña y para este momento tan especial recurrí a Kant, por aquello que el “Conocimiento se limita a la experiencia”, ese realismo que impuso como una síntesis magnifica del pensamiento posterior al siglo XVIII.

Venimos desarrollando en este Blog, básicamente la reflexión sobre nosotros mismos, como sociedad, como “colectivos”; es decir los grupos  que se agrupan por interés, los “gremios”, más como concepción de unidades de pensamientos y metas, que como amontonamiento de gente que trabaja en el mismo oficio.

Pero, básicamente como sociedad tomando en consideración que las expresiones políticas ya no se limitan a las “burocracias” partidarias; alguna vez escribí que la lucha política en los ochenta era por el control de los sellos partidarios, conseguido esto se aseguraban los manipuladores la permanencia y monopolio en las designaciones de los representantes, esto sobre todo en el Radicalismo, provocó la huida de los mejores, el histórico partido de Alem, fue  la incubadora de Lilita, Margarita, López Murphy, gran parte del PRO, de Partidos Vecinales y Provinciales, que  nacieron a la sombra del ejercicio tiránico y monopólico de la administración de los partidos que caracterizó los años  ochenta y noventa: quien tenía el sello partidario, se aseguraba la representación y con ésta los cargos, y contratos, por supuesto esto requirió de una convivencia entre dirigentes del mismo Partido y de otros, y de allí nació el famosos Movimiento llamado “Somos todos bonaerenses” que se gestó entre duhaldistas y proto cristinistas, muchos que se escondían en el mote de “progresistas” , prostituyendo lo mejor de nuestro Partido que fue su Juventud, ya no se representaba territorialmente, sino que eran “profesionales de la política” financiados por el Estado.

Cuando el sello fue aniquilado por sus “administradores”, muchos de ellos migraron, a otras “tribus” partidarias, y no pocos, casi como gitanos arrastraron sus carruajes y familias al kirchnerismo primero, y al Cristinismo después, ¿qué preocupación podrían tener de asociarse y hacer una “maestría” con ladrones, si ya habían hecho “el grado”  con Duhalde?

Muchos, las grandes mayorías radicales, se agruparon en sus provincias, y desde allí  iniciaron la titánica tarea de levantar al Radicalismo, entendiendo que la demanda de la sociedad  era eficacia y honestidad en la administración de los recursos públicos y quien demostraba ser un buen administrador tenía la comprensión y apoyo de la sociedad, el radicalismo no abandonó su histórica “agenda” la mejoró con la inteligente administración.

Hago esta reflexión como una explicación previa y un homenaje a miles de radicales que soportaron el desprecio, de quienes los calificaban de “fachos o de “derecha”, porque se les ocurrió acompañar a Mauricio Macri y de María Eugenia Vidal, en la provincia de Buenos Aires, ellos los que insultaban se sentían cómodos al lado del latrocinio, los sospechados de traición a la Patria, y de la muerte de un fiscal, escucharlos  repetir como autómatas el discurso “Nisman se suicidó porque era un mujeriego y no tenía las pruebas de lo que denunciaba”, o era “un agente del MOSAD y la CIA”.

Los radicales honestos, se comportaron como lo que son, hombres y mujeres decentes, y su Partido apostó al renacimiento y reconciliados con la Sociedad, y así nació CAMBIEMOS:

Las PASO

Salimos sorprendidos de las primarias, no sólo por el resultado, sumamente cuestionable: recuerdo haberlo destacado el 11 de Agosto y el 16 del mismo mes y recibí muchos cuestionamientos, pedidos de “fuentes”, pruebas”, cuando sólo afirmé lo que hoy reconoce hasta en voz baja el peronismo: CAMBIEMOS no fiscalizó y los “compañeros abusaron de la ingeniería electoral”, y la otra consecuencia fue la reacción de los MEDIOS.

Nunca se me ocurriría  comentar o suponer los motivos por los cuales un periodista opina, o cambia copernicanamente de pensamiento, no es mi función en la vida, ni me interesa hacerlo, solo lo destaco por aquello que alguna vez expliqué: soy hijo y nieto de periodistas, tíos míos lo han sido, por lo tanto la “sangre de la gráfica” corre por mis venas, quiero a la profesión porque me crie en ella, y de alguna manera, aunque elegí el Derecho, sobre todo compartir la belleza del estudio de la manera en que el ser humano trata sus conflictos,  mas allá de esto  sigo  “sintiendo como periodista”, por lo que me duele su actualidad.

Pero Macri, Vidal y el radicalismo asumieron que se había subestimado  esa encuesta pagada por el Estado, pero no controlada por nadie, que son las PASO.

Reaccionaron y reaccionamos como sociedad y de la mano de ciudadanos anónimos de twitter, convocamos (perdón por la falta de humildad), a juntarnos en la Plaza de la República para decirle al Presidente, a la oposición y a los Medios: que los millones que votamos  no somos invisibles, que no se eligió nada, como para hablar de traspaso de gobierno, de cogobierno, de “game over” como sentenció la impresentable de Romina Manguel, las sentencia de Berenzstein, que venía de fracasar con Sergio Massa y Lavagna, dejando en claro que su función era dinamitar la reelección de CAMBEMOS y nada más.

En ese puñado que imaginamos, se convirtió en cientos de miles, no solo en la Plaza de la República sino en muchísimas plazas del interior del País y del extranjero; tantos  fuimos que empezamos a caminar mecánicamente hacia la Plaza de Mayo y allí  debo confesar viví un momento muy emocionante, y si me permiten haré un  paréntesis para que se entienda.

Soy un militante de la democracia desde los años setenta, vi la Plaza del primero de Mayo de 1974, cuando los Montoneros le gritaban a Perón “Que pasa general, que está lleno de gorilas el gobierno Popular”

Fui testigo de la prepotencia peronista, que se materializaba a sangre y fuego, desde que asumió Héctor J Campora, hasta que lo renunciaron y asumió Lastiri, ya que Luder huyó.

Vi las movilizaciones de todos esos años, el hecho casi indiscutible de que las calles en general y la Plaza de Mayo en particular  le pertenecías al “peronismo” y sus socios menores los siempre corrompibles trotskistas.

Hasta la llegada del 1983 que la Sociedad se volcó masivamente a decirle basta a la violencia y llenó la Plaza de la República, la 9 de Julio sin metrobus, la Av. Corrientes y las Diagonales en aquel histórico acto de cierre de Raúl Alfonsín.

La rebelión de Semana Santa y cientos de miles en las calles para decirles no a los Carapintadas, sus socios Civiles y Religiosos.

Por esto la emoción del 24 de Agosto, la sociedad reaccionaba, no convocados por los Medios de Comunicación masivos, por algún periodista importante como aquella convocatoria de Neustard por la seguridad, sino por humildes ciudadanos con el “poder del teclado” o de un teléfono.

Y Macri tomó nota: “no está solo”, millones acompañamos este gobierno por variadas razones, pero sobre todo porque no queremos más a ladrones en la administración el Estado.

La revolución de los mansos

Horas atrás @DanielSoSian, El Lobo Estepario, resumió brillantemente  en un tuit lo que nos ocurrió a millones: “Coincidimos en que PERDER LAS PASO FUE MUY BUENO AL FIN, Nos despertamos, Nos unimos, Nos movimos, #MacriLesGanoLaCalle, #SISEPUEDE, #LODamosVuelta, todos motivados para defender la Republica. No tienen idea del orgullo que siento por tenerlos de amigos. Los quiero”

No lo conozco a Daniel personalmente, pero nos une la pasión por la democracia, y la Republica,  siento por él y por miles: una inestimable admiración como ciudadano.

Lo que ocurrió fue esto: nos envalentonamos, nos revelamos frente a las opiniones  interesadas de periodistas que nos trataban de convencer que estaba todo terminado, y del otro lado: solo contradicciones, violencia, mentiras, engaños, incoherencias; en realidad del otro lado el populismo más cerril e inmoral.

Estamos a horas de la elección que nos puede cambiar la vida como individuos o Sociedad, nunca vote por mis intereses  personales, siempre pensé en los de mis hijos, y cuando pensé  en esos intereses, nunca fueron los materiales, sino los institucionales: con una administración democrática y honesta  ellos se podrían desarrollar de mejor manera que con un gobierno que conculcara derechos, o administrara con deshonestidad, los crié en la libertad, ellos votan por sus convicciones.

Para ir terminando, quería hacer estas reflexiones con ustedes que de algún modo también son la “familia”, los afectos, como con Daniel “El Lobo Estepario”, nos hemos encontrado miles en esta republicana lucha, hemos descubierto la fuerza civil, la suma de nuestras convicciones y deseos, hemos encontrado nuevas voces, periodistas intachables  como Rosario Agostini, Román Reynoso, Daniel Bilotta y tantos que hasta lucharon contra sus Medios, solamente para informar

Las movilizaciones multitudinarias de Tucumán, Rosario, Capital Federal, Mar del Plata y el cierre espectacular de Córdoba, nos hace presagiar buenos resultados, miles de hombres y mujeres del común , se sumaron a la fiscalización, se capacitaron, están preparados, hoy hay más fiscales de los necesarios, pero sobre todo hay una fuerza civil, muchas veces no partidaria que nos une una meta en común: defender la República y sus valores, nuestro futuro es poner un límite a la anomalía política que significa los populismos

Vengo de las luchas por la democracia, no tengo problemas  para seguirlas, pero sé que no será necesario, que el domingo ganará la moralidad Pública.

Que  el discurso disolvente de la oposición “cristinista”, los presagios de los periodistas de casi todos los Medios: gráficos, televisivos y radiales de la Ciudad de Buenos Aires, son como las “piedras “que nos lanzaron a la sociedad, y el domingo con ellas haremos un monumento a la República.

Loas abrazo a todos.

0%
Satisfacción
100%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias