Guillermo E. Banzas

“El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición” Thomas Henry Huxley

“El nacimiento de la ciencia fue la muerte de la superstición “
viernes, 15 de junio de 2018 · 20:02

Thomas Henry Huxley

Podríamos definir a la superstición como: “Creencia que no tiene fundamento racional y que consiste en atribuir carácter mágico o sobrenatural a determinados sucesos”, y sin duda desde el amanecer de la humanidad, cuando en la sabana africana, el primer homínido, miró las estrellas, debe haber sentido un profundo miedo, frente a los relámpagos y truenos,  seguramente terror, y naturalmente puso en “cosas superiores a su entendimiento”, las explicaciones sobre los fenómenos que le tocaban presenciar;  y de alguna manera, tiempo después, las pinturas rupestres que dejó en las cuevas, fueron acciones “proto religiosas”, avisos, declaraciones, historias para que otros al verlas entendieran o simplemente supieran que alguien antes de ellos habían vivido cosas, y visto  situaciones que merecían registrarse.

En el Sahara argelino se encuentran los Montes  Tassili, en el medio de un desierto, rodeado de dunas de arenas blancas, en cuevas, se han encontrado pinturas  de animales imposibles de imaginar en el desierto, hombres delgados y estilizados nadando o pescando en ríos inexistentes, claro esas pinturas tienen más de diez mil años, el cambio del eje de la tierra convirtió un vergel en un desierto, en apenas una generación, según los expertos.

La humanidad desde temprano, comprendió que las cosas no son permanentes y que hay situaciones por encima de nuestra voluntad, que cambian drásticamente los escenarios, y que si queríamos sobrevivir debíamos adaptarnos a estas circunstancias.

Siempre, el ser humano, frente a situaciones que no comprendía buscó fuera de sí mismo las respuestas, tanto es así, que sin duda, en la cúspide de nuestra imaginación, se encuentra tal vez la mayor creación del hombre: Dios; y aquí, antes que los “creyentes” se indignen, recordaré a Eratóstenes, que vivió en el Mediterráneo Oriental hacia el 300 AC, en Cirene, una hermosa Isla del Egeo , reflexivo el matemático, y filósofo se sorprendía por las informaciones que los marineros fenicios, egipcios cretenses, otros griegos traían a las costas en sus barcos mercantes respecto a sus respectivos dioses, las contradicciones de “poderes” y competencias para decirlo en términos modernos, no era lo mismo Ra, que Baal, o Zeus, que otros habitantes del Olimpo, por lo tanto Eratóstenes suponía que sólo uno podía ser el mismo Dios con diferentes nombres, pero esos dioses tenían diferencias concretas, por lo tanto no podían ser el mismo, razonó el sabio griego, que uno era verdadero y los otros falsos, o lo que es evidente también ,todos falsos.

Y de algún modo Eratóstenes inauguró la comprensión de la ciencia: que había explicaciones más allá de lo “mágico” y que sólo había que ponerse a pensar.

Claro, pero los Dioses y las religiones no sólo  explicaban fenómenos, sino ordenaban la Sociedad, ahí lo tenemos al Rey Hammurabi, en Babilonia que género sus leyes, y los habitantes de Canaán que necesitaron que Dios se las dictara a Moisés, dos orígenes para una misma necesidad, ordenar las complejidades de las relaciones humanas.

Pero los años pasaron para la civilización, la racionalidad “científica”, remplazó a la superstición religiosa, al menos en sus expresiones más conocidas, nadie supone que llueve porque así Dios lo necesita, sino por una acumulación de humedad en las capas superiores de la atmósfera, pero, cierto sentimiento “místico”, nos queda en el subconsciente, y claro la civilización tiene más o menos  diez mil años y la especie tiene al menos tres cientos mil años, según los últimos hallazgos en Marruecos.

¿A qué viene toda esta larga introducción?

El ser humano, creo yo, necesita certezas; la religión cumplió con esta consigna, ser bueno, respetar “códigos de convivencia”, como el básico “no mataras”, y esas cosas que mantenían la coerción social, y por el temor reverencial, el respeto a esas normas.

El Derecho, de algún modo también genera “certezas”, sabemos que podemos hacer, y que no podemos hacer, y las normas no surgen de un “Ser todo poderoso”, sino de los convenios sociales, las leyes son el producto de las democracias, de las determinaciones populares a través de quienes votamos para eso.

Las leyes nos dan seguridad, al menos si estamos dispuestos a cumplirlas, y no son una simple excusa para hacer o no hacer.

Hace unos meses el Poder Ejecutivo Nacional declaró que no había inconvenientes en que el Poder Legislativo, se abocara al estudio de la “despenalización del aborto”, es decir, estudiar el artículo 85 del Código Penal, y rápidamente los sectores más militantes de la “Causa Feminista”, tomaron esa bandera, y después de no mucho estudiar, presentaron un Proyecto, e instalaron una consigna, muy atractiva, pero sumamente complicada “Aborto legal, seguro y gratuito”, y lo que supuse, al menos yo, es :que una cosa es “despenalizar” es decir sacar el componente  “punitivo” a una conducta, y otra cosa es habilitar esa conducta, pero ya se había empezado perdiendo la batalla de las “consignas” y en un País serio lo importante es el cómo, no sólo el qué, pero ahí estábamos  con las feministas haciendo del aborto seguro, y gratuito, su bandera, esgrimiendo desde la “niñas que mueren por abortos clandestinos”, o por “embarazos no queridos, producto de una violación”, de nada sirve que les expliquemos que ya está ese extremo contemplado en el Código Penal, y la Corte Suprema falló  describiendo un Protocolo a seguir, para interrumpir la gestación del producto de un ilícito como la violación, no importó; las señoras y los señores que se sumaron a la campaña, quieren  que el Aborto sea un “Derecho”, como estudiar, trabajar, ejercer una industria licita, o el goce de un Ambiente Sano y sea ejercido a voluntad por las mujeres, y está muy bien porque se trata de “sus cuerpos”, es decir , el ser humano que por el intercambio de segmentos de ADN, se produjo en el “seno femenino”, no importa, el cuerpo es de la mujer y ella hace lo que quiera con él, es una discusión razonable, pero ya se dio en la Republica, y al menos yo pensé que estaba zanjada, pero no .

De nada sirve que explique lo evidente, la Academia Nacional de Medicina nos define la vida, y la Academia Nacional del Derecho los extremos constitucionales que se afectan con este Proyecto, la Argentina votó en 1994, una Constitución, la más democrática de su historia, porque hubo elección de Constituyentes con el Padrón electoral y millones fuimos a elegir Diputados, y ahí se incorporó en el Articulo 75 inc. 22 una cantidad de Pactos Internacionales donde la Argentina se comprometía a cumplir  para al País y al Mundo para los tiempos, estos Pactos que eran Leyes de la Nación, se le dieron rango Constitucional y son parte activa de la Ley máxima como el artículo 16, o el 19, de la misma.

Ahí queda claro que para la Nación Argentina la vida humana, preciada y preciosa comienza en la “concepción en el seno materno”, y que requiere y merece la protección integral del Estado, es decir la Sociedad Jurídicamente Organizada, se comprometió a proteger a la mujer embarazada, y al ser humano desde la concepción, no hace la Constitución ninguna consideración de otro tipo, más que hacer suya e incorporar los convenios internacionales, y luego de 1994, adaptar la legislación al respecto, es más ,hay leyes que generan subsidios a las madres embarazadas, en cumplimiento de esta manda constitucional.

Pero no importa, la Constitución que es bastante sencilla de entender, que es interpretada por los Jueces, y que debe ser cumplida por nosotros los habitantes de estas tierra, no es considerada frente al hecho fáctico, que la “política” dice que la “Ola es verde” y que evitemos conflictos y digamos que sí.

Lamento comunicarles a las personas que se, que honestamente se preocupan por las niñas y mujeres que se embarazan contra su voluntad, que este Proyecto está llamado a ser esterilizado.

Pero vamos por partes, no importa la opinión de los especialistas, de los colegas que simplemente expresamos que hay que respetar la Ley, sucumban frente al marketing, o actores y actrices “actuando” un papel, y lo más grave Diputados felices en seguir las indicaciones de quienes serán talentosos en sus oficios, pero no les dimos legitimidad para que dispongan de las Normas.

Mi agravio, que existe, no es contra la Norma proyectada, ni contra las mujeres que no quieren hacerse cargo del porcentaje de responsabilidad que les generó una relación mal encarada, no, lo mío es más “formal”, si ésta  va a ser la manera de legislar en el futuro, estamos en problemas, si la “opinión pública metropolitana”, la capacidad de movilización de unos cientos o miles se impone al Derecho consensuado en normas, sobre todo en la Constitución, muchachos y chicas pongamos cartel de: Desahucio a la Republica.

Y es una pena, que en Salta la más conservadora de las Provincias rodeen a una niña violada para impedir que se cumpla una manda Legal, es una tragedia, pero la disimulamos porque el Gobernador quiere ser y los Medios están sedientos de avisos y pautas, es una tragedia que mueran más mujeres por desórdenes alimenticios que por abortos clandestinos, es una tragedia que se siga sosteniendo que un ser humano es parte del cuerpo de una mujer cuándo la biología lo niega, sino: me puede explicar Florencia de la V los “abortos espontáneos” ¿ si no es el rechazo que el cuerpo de la mujer hace sobre otro cuerpo extraño?, o alguna de las bonitas actrices que desfilaron por el Congreso o los Medios buscando una visibilidad personal que sus escasos talentos no le permiten en su oficio, ¿cómo resolvemos la cuestión Jurídica de la simple declaración jurada de una señora que denuncia una violación? O ¿que una menor de 16 años pueda solicitar se le resuelva una conducta sexual  imprudente de ella y su pareja, ocasional?,

NO es confesional mi agravio, no creo en Dios, o dioses alguno, es Jurídica mi duda, me pueden explicar ¿por qué renunciamos a las inteligencias y competencias de hombre y mujeres que estudiaron el tema toda una vida, sólo para rendirnos sobre una situación de movilización y presión social?

¿Nuestra clase política ha perdido las convicciones Republicanas?  ganados por las encuestas metropolitanas, que dicen que las mayorías son jóvenes de menos de 30 años, y hay que tomar en consideración  este “mercado”, que la mayoría de los votos a favor de la norma ¿salen de los centros urbanos?.

Estas son las cosas que me generan dudas, y para finalizar lamento mucho que la discusión para sacarle punibilidad penal a una conducta desesperada, termine siendo una acción desesperada, que sin duda será impedida por cualquier Juez, en cualquier jurisdicción del País, y que tendrá que resolver la Corte, en el mientras tanto las niñas seguirán embarazándose, si no se cuidan y si son víctimas de la violación “de algún familiar” seguirán sin protección porque habiendo tenido la oportunidad, el espacio, el sentido histórico nos rendimos a la “farandulizacion” del tema, no se ponqué me asombro si la Asesora del Miembro informante se destaca por sus fotos desnuda en los Redes Sociales.

Para finalizar, hubo una vez ,no hace mucho tiempo que los Legisladores Nacionales competían por tener a los mejores Asesores en los temas importantes, recuerdo el tratamiento del Proyecto de Ley de Protección Integral de niños y adolescentes  la bancada Radical y Justicialista junto  en la misma Comisión al Dr. Rafael Sajon, la Dra. Bernard, al Dr. Atilio Álvarez, entre otros  para definir los temas de menores, claro eran otros tiempos otros Dirigentes Políticos, no estos que se sacan selfies, con pañuelitos de colores, sonriendo cuando están discutiendo sobre la vida humana.

Los abrazo.

 

Fuente: dr-guillermo-banzas-me.tumblr.com

88%
Satisfacción
11%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios