Policiales

Para el papa Francisco, los movimientos populares “son una fuente de energía moral”

Lo dice en el prólogo del libro “La irrupción de los Movimientos Populares: Rerum novarum de nuestro tiempo” que escribió Juan Grabois
jueves, 26 de septiembre de 2019 · 12:54

Juan Grabois, uno de los referentes de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), fue uno de los oradores en la presentación del libro La irrupción de los Movimientos Populares: Rerum novarum de nuestro tiempo, y en su discurso desestimó las críticas a quienes son beneficiarios de programas sociales: “Déjense de joder con que el problema son los planes”.

Grabois no fue el único orador en la difusión de la publicación impulsada por la Libreria Editrice Vaticana que fue preparado por la Pontificia Comisión para América Latina. En la presentación del libro, que cuenta con el prólogo del papa Francisco, también hablaron Daniel Menéndez, secretario general de Barrios de Pie, Esteban GringoCastro, secretario general de la CTEP, y el obispo auxiliar de Buenos Aires, Gustavo Carrara.

Grabois comenzó su discurso con una confesión: “Voy a tratar de ser medido para no pifiar. De hecho, me escribí el discurso. Había gente muy preocupada, hubo llamadas de teléfono, presiones. Voy a tratar de ser medido muy a mi pesar".

Yo quiero decir claro esto: el problema no son lo que llaman equivocadamente planes. Déjense de joder con que el problema son los planes. Hay 500.000 planes. No se preocupen en ver cómo reconvertir a esos trabajadores en empleados de Uber, Rappi o McDonald’s. Basta con el tema de la capacitación. Te obligan a ir a cursos de empleabilidad y no hay trabajo”, destacó a continuación.

En esa línea dijo que, en el futuro, en la dirigencia política “tiene que asumirse como una epopeya nacional, épica, quebrar la desigualdad. Y tiene que ser la prioridad número uno del próximo gobierno”.

Por otro lado, entre otras cosas, en el prólogo, Francisco asegura: “Los pobres no son solamente los destinatarios preferidos de la acción de la Iglesia, los privilegiados de su misión, sino que también son sujetos activos. Por eso tenía la intención de expresar, a nombre de la Iglesia, a esta galaxia de hombres y asociaciones, que anhela la felicidad del ‘vivir bien’ y no de aquel ideal egoísta de la ‘buona vida’, mi genuina solidaridad. Decidiendo acompañarlos en su caminar autónomo”.

“Los Movimientos Populares, y esto es lo primero que quiero subrayar, en mi opinión representan una gran alternativa social, un grito profundo, un signo de contradicción, una esperanza de que todo puede cambiar”, detalló el Papa.

Para Francisco, “los Movimientos Populares pueden representar una fuente de energía moral, para revitalizar nuestras democracias, cada vez más claudicantes, amenazadas y puestas en mesa de discusión en innumerables factores”.

En esa línea, el Sumo Pontífice sostuvo: "En los últimos años el mundo del trabajo ha cambiado vertiginosamente. (...) Estoy convencido desde hace tiempo que en el mundo postindustrial no hay futuro para una sociedad en la que solamente existe el dar para tener o el dar por deber. Se trata de crear una nueva vía de salida a la sofocante alternativa entre las tesis neoliberales y las neoestatales”.

“Los Movimientos Populares son, en este sentido, un testimonio concreto, tangible, que muestra que es posible contrastar la cultura del descarte, que considera a los hombres, mujeres, infantes y ancianos como excedencias inútiles —y muchas veces dañinas— del proceso productivo, a través de generar nuevas formas de trabajo, centradas en la solidaridad y la dimensión comunitaria, en una economía artesanal y popular", concluyó.

 

Fuente: infobae.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias