Los cuadernos de las coimas

Bonadio indaga al director de una de las empresas investigadas

jueves, 16 de agosto de 2018 · 12:57

Raúl Alejandro Ibarra, director general de la empresa constructora Supercemento, se encuentra declarando como imputado ante el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de la megacausa que investiga el circuito del dinero recaudado en coimas que luego era distribuido en la Quinta de Olivos, el departamento de los Kirchner en Recoleta, la jefatura de Gabinete y el Ministerio de Planificación.

La constructora Supercemento es una de las compañías mencionadas por el chofer Oscar Centeno junto a Techint, Roggio, Esuco, entre otras, y que conformaría el denominado "Club de la Obra Pública K".

Según las anotaciones del remise, aparece tres veces una dirección a la que se identifica con la empresa Supercemento. De acuerdo con la descripción, de ese domicilio se calcula que se llevaron unos 3.000.000 de dólares.

 
Raúl Alejandro Ibarra, Director General de Supercemento
Raúl Alejandro Ibarra, Director General de Supercemento

 

Las visitas a ese domicilio fueron el 7 de septiembre, el 1 de octubre y el 22 de octubre. En una de las anotaciones –quizás la más espectacular– Centeno escribió: "11:15 HS Lo llevé a Nélson (Zárate era el secretario de Baratta) a 3 de Febrero 2750 CABA; cuando llegamos el portero de vigilancia nos preguntó su veníamos para Supercemento, y Nelson contestó que si".

El remis bajó hasta el subsuelo y estacionó en la cochera número 23. "Nelson tomó el ascensor con el bolso y volvió con 800.000 U$S dólares", escribió Centeno en el cuaderno.

Pero eso no fue todo. Según recuerda Centeno en sus anotaciones, al salir del edificio orto vehículo comenzó a seguirlos. Aquel episodio puso algo paranoico a Baratta, quien a partir de ese días cambió la metodología de recaudación.

"Un auto AVEO (chapa U… 249 es lo que recuerdo, y nos seguía percistentemente (sic) y en Av. Del Libertador cuando doblé, (veníamos por Congreso) en el primer semáforo me adelanto en contramano hasta cruzar y seguir rápidamente, con esa maniobra lo despisté y vinimos la ministerio", anotó Centeno.

Tras llegar al Ministerio, ambos le contaron a Baratta lo sucedido y él les dijo que tengan "más cuidado y más abiertos los ojos". "Me mandó a salir del ministerio con el auto para ver si me seguía alguien. A partir de ese día, hace que la gente venga a traer el dinero al ministerio, entran por cochera porque nadie los revisa y suben a la oficina del Lic", describió en lo que fue su anteúltima anotación. Ese cuaderno, el 8°, no se llegó a completar.

 

Fuente: infobae.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias