Derechos Humanos

La Corte envió a la cárcel a dos ex jueces acusados de delitos de lesa humanidad

Se trata de Evaristo Carrizo y Guillermo Petra, ambos acusados de secuestros, torturas y homicidios cometidos durante la última dictadura
martes, 17 de octubre de 2017 · 12:55

La Corte Suprema revocó una resolución de la Cámara de Casación y dispuso que dos ex jueces federales de Mendoza, condenados como partícipes primarios en hechos de secuestros, torturas y homicidios cometidos durante la última dictadura, vayan a la cárcel.

Se trata de Evaristo Carrizo y Guillermo Petra: ambos tenían sentencia a perpetua, pero aún estaban en libertad.

El fallo sumó los votos de los ministros Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco.

"Esta es una resolución muy importante teniendo en cuenta los momentos que estamos viviendo. Es a favor de los juicios de lesa humanidad, pero además Highton de Nolasco, después de haber votado a favor del 2x1, vuelve a darle su voto a la continuidad de los juicios. Que se haya recuperado la mayoría para que se cumplan las condenas en las causas de lesa humanidad es de gran peso. Nos hace llenar de esperanza de que en otros casos la Corte tome el mismo camino, es decir que Highton siga brindando su voto para conformar una mayoría con Lorenzetti y Maqueda y no con (Horacio) Rosatti y (Carlos) Rosenkrantz", dijo Pablo Salinas, abogado de las víctimas al diario Página 12.

Salinas, consideró que la "vuelta de Highton a los criterios que sostuvo siempre tendrá que ver con sus íntimas convicciones, pero también con que hay una gran mayoría de la sociedad que respalda los juicios. Eso quedó muy claro y es una buena señal".

Los magistrados señalaron que se debía aplicar el precedente de la causa contra el represor Jorge Olivera Rovere, que había sido condenado por lesa humanidad y quedado libre hasta que la Corte dispuso su detención.

Los casos por los que fueron condenados los exjueces federales fueron parte de una megacausa que reconstruyó lo sucedido con 207 personas, entre las que hubo asesinados, desaparecidos y sobrevivientes que pasaron por varios centros clandestinos de detención.

Durante el proceso, las querellas y la fiscalía demostraron que la denegación de hábeas corpus, así como la decisión de no investigar las denuncias presentadas por las familias, no fue una actuación pasiva sino activa, que implicó la complicidad en los crímenes.

Los acusados fueron imputados de omisión de investigar, pero iniciadas las audiencias los querellantes y la fiscalía ampliaron la acusación y pidieron que fueran condenados como partícipes primarios. 

En aquel momento también pidieron sus detenciones, pero el tribunal oral lo denegó. 

El pedido llegó a la Cámara de Casación –que también se expidió negativamente– y llegó a la Corte luego de que la sentencia que los encontró culpables como partícipes primarios fuera dictada.

El fallo de la Corte no ordenó las detenciones, sino que indicó a Casación que deje sin efecto la resolución que los mantenía libres, lo que se concretaría en las próximas horas.

Fuente: elintransigente.com

Valorar noticia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias