Los cuadernos de las coimas

El juez Claudio Bonadio quiere que Gran Bretaña ayude a recuperar millones de dólares de los testaferros de Daniel Muñoz

Tras declaraciones de arrepentidos en la causa de los cuadernos de las coimas, el magistrado le pidió al canciller Jorge Faurie que solicite un exhorto ante las autoridades judiciales de ese país
jueves, 21 de febrero de 2019 · 11:53

Las alertas internacionales para encontrar y recuperar el dinero que movió Daniel Muñoz, el ex secretario de Néstor Kirchner, ya están sonando. El juez federal Claudio Bonadio le pidió al canciller Jorge Faurie que, a través de las vías diplomáticas, solicite un exhorto ante las autoridades judiciales de las Islas Turcas y Caicos del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte. Y pidió que se proceda a "trabar formal embargo con miras a su eventual decomiso sobre los bienes y cuentas bancarias" de Carolina Pochetti, viuda de Muñoz, y otros presuntos testaferros y sociedades que puedan funcionar en esas tierras del Atlántico, a 900 kilómetros de Miami.

"Dichas medidas son urgentes pues los bienes serían parte del producido de delitos perpetrados en la República Argentina por las máximas autoridades del gobierno entre los años 2003 y 2015", sostuvo Bonadio en el escrito al que accedió el medio Infobae, con miras a que esa información llegue con urgencia a Gran Bretaña.

Bonadio activó así la búsqueda del dinero que, según contaron en su rol de arrepentidos Carlos Gellert, Carolina Pochetti y Elizabath Ortiz Municoy, estaría en las islas británicas. ¿Por qué? Porque cuando estalló el escándalo Panamá Papers, Muñoz, que ya se estaba muriendo de un cáncer, su viuda y sus asesores legales se apuraron a vender los 16 departamentos que habían comprado en Nueva York y Miami por 70 millones de dólares. Lo que quedó del dinero, después de las malas ventas y las gigantescas comisiones, terminó invirtiéndose en un proyecto hotelero de esas islas paradisíacas.

 

El emprendimiento estaba en construcción. Una de las transferencias habría sido realizada el 7 de febrero del 2017 desde una cuenta de Regalía 23 LLC del región Bank por la suma de USD 2.500 millones posiblemente al British Caribbean Bank, detalló la documentación que se dirige a Gran Bretaña.

La inversión fue hecha con dos sociedades llamadas Marble Hill y Wood Haven, creadas por orden de Pochetti a Gellert, quien dio los detalles técnicos de cómo se manejó el dinero y de la constitución de las sociedades. Esas dos sociedades están a nombre de un mexicano amigo de Gellert que vive en Monterrey.

Además de reclamar "medidas cautelares urgentes" sobre bienes "que serían productos de ilícitos ocurridos en la República Argentina", Bonadio le explicó a las autoridades diplomáticas que él investiga una asociación ilícita que "fue comandada por Néstor Kirchner y Cristina Elizabeth Fernández quienes de tentaron el cargo de presidente de la República Argentina entre 2003 y 2015". Y detalló que "el dinero entregado alternativamente a los titulares del Ejecutivo o sus secretarios privados en Uruguay al 1300, en la residencia presidencial de Olivos y en la casa de gobierno y parte de ese dinero fue distribuido o realizar un pago para otros funcionarios".

Entre citas a la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, el juez detalló el sistema de recaudación ilegal que se descubrió a través de las anotaciones del chofer Oscar Centeno y señaló: "Quienes se beneficiaron de ese sistema recaudatorio, que por cierto no es el único según el conocimiento que en otras causas trámite, son Néstor Carlos Kirchner, Cristina Elizabeth Fernández y Julio Miguel de Vido".

 

"Parte del dinero proveniente de los ilícitos prepare todo por la asociación ilícita y que fueron recibidos por Daniel Muñoz se puso en circulación en el mercado con el fín de aparentar un origen ilícito", agregó y detalló las pruebas que constan en el procesamiento firmado el 8 de febrero pasado y en donde se detalló la maniobra de lavado de dinero por la que quedaron procesados Pochetti, Victor Manzanares (el ex contador de los Kirchner), Isidro Bounine (secretario de Cristina) y el ex secretario de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo, entre otros.

Bonadio dejó en claro a las autoridades judiciales británicas: Muñoz "resultó ser un engranaje clave en el circuito de acumulación y traslado del dinero de Néstor Kirchner y Cristina Elisabet Fernández en particular en lo referido a la recaudación de los fondos ilegales (se logró individualizar más de 60 entregas de dinero que fueron recibidas personalmente por Muñoz), su derivación a los jefes y organizadores incluye el traslado semanal de dinero en valijas y en aviones oficiales".

"Cabe mencionar que con el devenir de la investigación se habría determinado qué parte de los bienes habrían sido transferidos a las Islas Turcas y Caicos invertidos en un emprendimiento hotelero que estaba en construcción", se añadió.

 

Fuente: infobae.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias