Justicia

Bonadio frenó la salida de la cárcel de Cristóbal López y Fabián De Sousa en una causa nueva

El juez rechazó una exención de prisión solicitada por los empresarios en un expediente por el cual aún no fueron detenidos. La Cámara Federal realizará una audiencia clave el próximo jueves para resolver si les otorga la libertad en dos investigaciones ligadas a los cuadernos de la corrupción
martes, 1 de octubre de 2019 · 23:10

Cristóbal López y Fabián De Sousa buscan salir en libertad tras un fallo que hace dos semanas determinó que no habían llevado adelante maniobras para entorpecer la causa de Oil Combustibles. El juez Claudio Bonadio decidió en las últimas horas dejarlos presos en una nueva causa que se activó hace pocos días y en la que los empresarios del grupo Indalo aún no fueron procesados, revelaron fuentes judiciales.

Es que el juez les rechazó un pedido de exención de prisión por entender que no pueden acceder a la libertad por las otras detenciones que pesan sobre ellos. Son detenciones que les dictó el mismo Bonadio en la causa de los cuadernos. El fiscal Jorge Di Lello había estado de acuerdo en concedérselas. Se trata de una causa que investiga irregularidades en la construcción de un acueducto en el sur del país.

Por eso ahora todas las expectativas de Cristóbal López y Fabián de Sousa están puestas en la Cámara Federal. El jueves, los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi escucharán en una audiencia a las defensas de los empresarios en el marco de dos causas ligadas a los cuadernos de la corrupción en las que ambos están procesados con prisión preventiva. Allí se les atribuye delitos como lavado de dinero, asociación ilícita y cohecho.

Pero, según admitieron fuentes judiciales, la defensa buscará sumar también en ese planteo el nuevo rechazo del juez Bonadio al pedido de la exención de prisión que se firmó en las últimas horas. En esta cuestión también votará el juez Mariano Llorens –excusado en el megaexpediente de las anotaciones de Oscar Centeno-.

Recientemente, la defensa también ensayó un pedido de apartamiento contra Bonadio. Lo recusó por temor de parcialidad en esta nueva causa. Allí, la defensa de Cristóbal López sostuvo que se habían violado las garantías de defensa en juici, por un fallido traslado para que el empresario se sometiera a un estudio médico en un sanatorio privado y por la demora en la notificaciones de las novedades de la causa.

Sus abogados entendieron que el único “remedio” a esta situación era el apartamiento del juez del caso. Pero Llorens rechazó la recusación, aunque exhortó a avisar a las partes del avance del caso “a fin de propugnar una mejor y más eficiente tramitación de las causas judiciales y dotar al sistema de la publicidad, transparencia y uniformidad necesaria para garantizar los derechos de las partes”, señaló el escrito.

Cristóbal López y Fabian De Sousa fueron detenidos en diciembre de 2017 por presuntas maniobras para esquivar las inhibiciones de bienes que se habían dispuesto en la causa Oil Combustibles. Ahora están siendo juzgados bajo la sospecha de defraudación por administración fraudulenta, junto al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray.

Sin embargo, mientras ese juicio se tramita, la jueza Maria Eugenia Capuchetti decidió que las supuestas maniobras que derivaron en la detención de los empresarios no se corroboraron. Y por lo tanto correspondía cerrar la causa. En este escenario, las defensas de De Sousa y López pidieron excarcelarlos en las causas por las que quedaron presos. El Tribunal Oral Federal 3, que sustancia el juicio por el caso Oil Combustibles, estuvo de acuerdo en otorgar las libertades.

En la causa de los cuadernos, Bonadio les había dictado previamente la prisión preventiva por una acusación de lavado de dinero, en relación a un departamento del edificio donde vive Cristina Kirchner en Buenos Aires; y también por la cartelización de la obra publica, en la que más de cien empresarios fueron indagados y procesados por asociación ilícita y cohecho. Entonces, cuando le pidieron la libertad, Bonadio rechazó excarcelarlos.

Y este jueves tendrán su audiencia en la Cámara Federal para que los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi analicen los argumentos y resuelvan si corresponde o no la liberación. También está pendiente la revisión de los argumentos de Bonadio para procesarlos.

Ahora, la nueva causa contra López, De Sousa y otros surge de una denuncia que radicó la Oficina Anticorrupción en 2017 por obras que buscaban mejorar el abastecimiento de agua potable de un acueducto que toma agua desde el lago Muster, ubicado entre Chubut y Santa Cruz. Un informe de la SIGEN advertia de una serie de irregularidades, que dieron origen a sospechar que desde el Ente Nacional de Obras Hídricas de Seneamiento (ENOHSA) se habrían violado normas para beneficiar a una empresa especifica.

La sospecha apuntaba a la firma CPC SA, una de las empresas de construcción del Grupo Indalo obtuvo sobreprecios por casi $100 de pesos en el proceso. Hace dos semanas, el juez llamó a indagatorias a varios de los imputados, entre ellos Cristóbal López, su hijo Nazareno; Fabián De Sousa y su hermano Osvaldo. Aún no se definió la situación procesal de los indagados. La defensa buscó saber si también pensaba dejarlos presos en la nueva causa y por eso planteó la eximición de prisión.

El fiscal Jorge Di Lello estuvo de acuerdo. “Entiendo que su señoría debe hacer lugar a lo solicitado y concederle el beneficio de la exención de prisión, toda vez que –mas allá de los antecedentes mencionados en virtud de la existencia de otras causas en su contra- debe respetarse el principio de inocencia que debe regirse el proceso penal y en estos autos no se avizora la concurrencia de riesgo procesal de entorpecimiento o fuga, únicas circunstancias que permiten imponer el encierro cautelar a una persona sometida a proceso sin sentencia condenatoria”, escribió el fiscal, en un dictamen.

Sin embargo, Bonadio decidió rechazar ese pedido de exención bajo el argumento de que están presos en otras causas. La idea, ahora, es que la defensa lleve este nuevo planteo sobra la libertad de sus clientes ante la Cámara Federal. Es también la Sala I de la Cámara Federal la que tendrá que intervenir en el análisis de la nueva causa y evaluar una apelación a la eximición de prisión.

La eximición de prisión puede ser esgrimida en cualquier momento de la causa cuando el acusado sospeche que puede estar en juego su libertad y antes de que se ordene su detención. Si el juez lo acepta, el acusado permanecerá en libertad hasta tanto no aparezca algún elemento nuevo en su contra. Su rechazo, no obstante, acelera los tiempos de su arresto.

La jugada de la defensa de pedir ahora la eximición, explicaron fuentes judiciales, buscaba adelantarse y evitar un escenario en donde los acusados continúen detenidos pese a una decisión favorable de la Cámara Federal en el caso de los cuadernos.

 

Fuente: infobae.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias