Mundo

Una muy buena noticia contra el calentamiento global

Una evento totalmente sorpresivo y positivo para el planeta.
lunes, 15 de julio de 2019 · 12:49

Cuando en el mundo no hay momento en que no se eleve la alarma por el avance del calentamiento global y sus consecuencias en el clima, una buena noticia en América Latina, porque expertos constataron que los glaciares Pío XI y Trinidad, ambos al sur de Campo de Hielo, en Chile, aumentaron su volumen. ¿Qué significa esto? Que se confirma su recuperación frente al constante repliegue de estas masas de hielo en la Patagonia chilena.

Así como ocurre en casi todos los puntos del planeta con el retroceso de las masas de hielo, “el incremento de los vientos del oeste, que provocaron más precipitaciones, y las temperaturas que se mantienen relativamente bajas en la región, están entre las hipótesis de los especialistas respecto de las causas del aumento de volumen que presentan algunos glaciares entre Campo de Hielo Sur, en la región de Aysén, y el canal de Beagle, en la de Magallanes”, cita ANSA.

 

De acuerdo al análisis de los expertos, el aumento de volumen es una gran noticia porque, en contraposición, en casi toda la Patagonia las superficies con hielo han comenzado a retroceder en los últimos años debido a los gases de efecto invernadero que deviene en el aumento de la temperatura del planeta.

Por ejemplo, el glaciar Jorge Montt, en las cercanías de caleta Tortel, que tristemente encabeza el récord de todo Chile y también de Latinoamérica como el que más ha retrocedido, según informó Gino Casassa, jefe de la Unidad de Glaciología y Nieves de la Dirección General de Aguas del Ministerio de Obras Públicas al diario El Mercurio. Según el especialista, el bloque de hielo se replegó 20 kilómetros desde los inicios del siglo XX, una porción de tierra gigantesca.

Incluso, el científico recordó que las imágenes más antiguas del glaciar coinciden con los testimonios de los colonos habitantes de la zona que confirmaron que el retroceso del hielo durante las últimas décadas fue “realmente dramático, incluso porque se está llegando al fondo rocoso, es decir, a la desaparición misma de su presencia. Ya no tiene más donde retroceder para pasar a su desaparición”.

Todo esto contrasta con el sorpresivo incremento de los glaciares Pío XI y Trinidad, que aumentan en los dos sentidos posibles, tanto en su frente -es decir, con una mayor superficie territorial- y en su grosor, que referencia a la altura de la masa de hielo. Ambos avanzaron entre 1.5 y 1.7 kilómetros desde 2002 hasta 2017. Para los científicos, si bien este escenario es totalmente sorpresivo, tiene su lado negativo: avanzan sobre los bosques nativos.

Víctimas del clima

El cambio climático no es sólo una cuestión del planeta en sí mismo, es también una consecuencia directa que en la inmediatez tiene una víctima principal: los niños. De acuerdo a una alerta de Unicef, millones de niños están en riesgo en todo el planeta debido al aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, principalmente, los 10 millones de menores que padecen actualmente en India el brutal paso del ciclón Fani.

De acuerdo a la ruta trazada sobre su curso, Fani llegó ayer al estado indio de Odisha, donde viven 10 millones de niños, muchos de los cuales se han visto obligados a abandonar sus aldeas con carácter de urgencia ante la inminente consecuencia del fenómeno climático. Hasta el momento, la cifra de muertos por este ciclón es de al menos 12 personas, según el diario Times of India, aunque las autoridades oficiales no confirmaron el listado.

En tanto, las autoridades indias creen que el total de fallecidos sería menor, aunque por el momento no se pueden hacer confirmaciones debido a la falta de cualquier tipo de comunicación con el estado devastado por el ciclón. Pese a ello, el aeropuerto de Calcuta reabrió al tráfico esta mañana, mientras Fani comenzó a perder intensidad.

En cuestión de horas se prevé que llegue a Bangladesh y aunque haya perdido fuerza, las medidas de seguridad son extremas. La situación en Odisha es grave, con ocho distritos completamente devastados, según la agencia de noticias PTI, que aseguró que en toda la región la rutina diaria está totalmente suspendida con rutas bloqueadas, sin electricidad y sin comunicaciones ni internet.

Para tomar dimensión del escenario, Fani fue el ciclón más intenso de la India en las últimas décadas con velocidades de 215 kilómetros por hora al llegar a Odisha ayer. Hace 4 días, un total de 1,2 millones de personas fueron evacuadas de la zona y aún se encuentran en los centros de recepción establecidos por Protección Civil.

Fani no está solo, porque el 25 de abril, el ciclón Kenneth afectó a más de 120 mil niños en Mozambique, luego de que otro ciclón, el Idai, se desatara unas semanas antes en otra zona del país con un millón de niños afectados, citó Unicef. Mientras tanto, otro problema surgió en Mozambique con la expansión de una epidemia de cólera que forzó a 400 escuelas quedaran inhabitables, lo que afecta a más de 40 mil estudiantes, más otras 25 mil personas que todavía viven en albergues.

Henrietta Fore, directora general de UNICEF, señaló que “estamos presenciando una tendencia preocupante. Los ciclones, las sequías y otros fenómenos meteorológicos extremos están aumentando en frecuencia e intensidad. Como hemos visto en Mozambique y en otros lugares, los países y las comunidades más pobres son afectados de manera desproporcionada. Para los niños ya vulnerables de por sí, el impacto puede ser devastador”, remató.

 

Fuente: elintransigente.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
100%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias