Vaticano

Francisco, de los aborígenes del Amazonas a los mártires cristianos

martes, 28 de mayo de 2019 · 12:29

El papa Francisco recibió en el Vaticano al líder del pueblo kayapò, Raoni Metukire, jefe indígena del Amazonas, en Brasil. La audiencia es un eslabón más en el contexto de la preparación de la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la región Panamazónica, a realizarse entre el 6 y el 27 de octubre sobre el tema “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”.

Alessandro Gisotti, director de la sala de prensa del Vaticano, detalló que Raoni está en Europa desde el 14 de mayo donde permanecerá durante tres semanas, para sensibilizar a los gobiernos y la opinión pública sobre el drama de la deforestación del Amazonas, el pulmón verde del planeta.

 

Asimismo, el jefe indígena brasileño tiene como objetivo lograr reunir fondos para la protección de la reserva de Xingu, en el estado del Mato Grosso. En Brasil, en grandes porciones de la selva amazónica, la deforestación no cesa y miles de metros cuadrados son erradicados. No sólo la flora y la fauna es eliminada, también las comunidades aborígenes que viven en ellas, casi o sin contacto con la civilización, con serias consecuencias en el hábitat regional y global.

Según Greenpeace, la tala de árboles y de todo vestigio floral en el Amazonas, reduce su extensión en un promedio de 60 estadios de fútbol por día. La mayor porción de la deforestación tiene como objetivo la plantación de soja, cultivo que una vez plantado deja una tierra inutilizable por muchos años.

 

Mártires cristianos

Por otro lado, el Sumo Pontífice hizo referencia a los mártires cristianos y aseguró que “actualmente hay muchos cristianos asesinados y perseguidos por el amor a Cristo. Dan su vida en silencio, porque su martirio no es noticia: pero hoy, hay más mártires cristianos que en los primeros siglos”. Así lo indicó en su cuenta oficial de Twitter. En tanto, expresó que “la Iglesia no puede permanecer estática. Debe actuar como una comunidad en movimiento, animada y apoyada por la luz y la fuerza del Espíritu Santo que hace que todas las cosas sean nuevas”.

 

Y continuó: “Se trata de liberarnos de las ataduras mundanas que representan nuestros puntos de vista, nuestras estrategias, nuestros objetivos, que a menudo pesan sobre el camino de la fe, y de ponernos a la escucha dócil de la Palabra del Señor. Es el Espíritu de Dios quien nos guía y guía a la Iglesia, para que resplandezca el auténtico rostro de la Iglesia, bello y luminoso, querido por Cristo”.

Finalmente, concluyó: “El Señor hoy nos invita a abrir nuestros corazones al don del Espíritu Santo, para guiarnos por los caminos de la historia. Día a día nos enseña la lógica del Evangelio, la lógica del amor acogedor, ‘enseñándonos todo’ y ‘recordándonos todo lo que el Señor nos ha dicho'”.

 

Fuente: elintransigente.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias