Vaticano

¿La audiencia más bizarra desde que Francisco es Papa?

martes, 30 de abril de 2019 · 12:23

El papa Francisco recibió en audiencia, en la Sala Clementina del Vaticano, a los peluqueros de los comités de San Martín de Porres, en ocasión de su peregrinación a Roma, cita en donde tuvo la oportunidad la máxima autoridad de la Iglesia de pedir «no ceder a los chismes». «La figura humilde y grande de San Martín de Porres, al que el papa San Paulo VI, en 1966, proclamó patrón de su categoría, los ayuda a dar testimonio constante de los valores cristianos», expresó.

Y continuó según declaraciones en la agencia ANSA: «Los estimula, sobre todo a ejercer su profesión con estilo cristiano, tratando a los clientes con gentileza y cortesía, y ofreciéndoles siempre una palabra buena y de aliento, evitando caer en la tentación del chisme que fácilmente se insinúa también en su contexto laboral, todos lo sabemos».

«Que cada uno de ustedes -pidió-, en el desarrollo de su típico trabajo profesional, pueda siempre actuar con rectitud, dando así una contribución positiva al bien común de la sociedad», añadió el Sumo Pontífice.

Audiencia con el presidente de Togo

En tanto, el Papa recibió también en audiencia en el Palacio Apostólico, en el Vaticano, al presidente de la República de Togo, Faure Essozinma Gnassingbé, quien se hizo presente acompañado por su madre, y un equipo de nueve personas entre ellas un militar. Con presencia de dos intérpretes, el encuentro privado se extendió durante 20 minutos.

Luego, en el tradicional intercambio de regalos, el presidente de Togo entregó a Francisco una gran pintura local, de al menos tres metros, que representa a mujeres llevando agua con ánforas en la cabeza. Y Francisco, en cambio, entregó una escultura con vides y la leyenda «sean mensajeros de paz», más otros textos apostólicos.

Reunión de Superiores Generales

La XXI Asamblea Plenaria de la Unión Internacional de Superioras Generales (UISG) finalmente se realizará en Roma del 6 al 10 de mayo, bajo el slogan «Sembradoras de esperanza profética». La presidenta, hermana Carmen Sammut, indicó que el tema impulsa a reflexionar sobre cómo las religiosas pueden ser señal de esperanza «en un mundo de división y guerras» por las «muchas mujeres y niños que sufren», cita ANSA.

En total, serán cerca de 850 las Superioras Generales participantes, procedentes de unos 80 países con al menos 13 lenguas oficiales y unos 40 invitados.

 

Fuente: elintransigente.com

Más de
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias