China

En busca de nuevos fieles, la Iglesia mira hacia China

El Secretario de Estado del Vaticano habló de la Iglesia y su visión sobre el país asiático.
lunes, 18 de marzo de 2019 · 12:39

"Estamos llamados a hacer memoria y, juntos, a escribir una nueva página para el futuro de la Iglesia en China", sostuvo el Secretario de Estado Vaticano, el cardenal Pietro Parolin. Lo escribió en el prefacio del libro "La Iglesia en China. Un futuro para escribir", cuyos textos fueron coordinados por el sacerdote Antonio Spadaro, director de Civiltá Cattolica, y que saldrá a la venta, a través de Ancora Editrice, el 19 de marzo.

Hoy "sin descuidar el tesoro espiritual de las comunidades católicas locales, y especialmente al asumir los graves sufrimientos y la incomprensión experimentada por los católicos chinos durante muchos años, estamos llamados a recordar y, juntos, escribir una nueva página para el futuro de Iglesia en China", escribió Parolin.

El texto se enmarca en un "momento histórico particular" en las relaciones entre la Sede Apostólica y China, especialmente tras la firma del Acuerdo Provisorio sobre la designación de obispos, que tuvo lugar en Pekín el 22 de septiembre de 2018. "El caso chino muestra que para hacer frente al desafío de la evangelización se necesita antes que nada volver a tejer la unidad de la Iglesia", subraya Parolin en el prefacio, adelantado hoy en el sitio de Internet de la Santa Sede, Vatican News. Agrega que "justamente con el fin de apoyar el anuncio del Evangelio en China, el 8 de septiembre de 2018 el Santo Padre Francisco dio la bienvenida en plena comunión a los siete obispos 'oficiales' restantes, ordenados sin mandato pontificio.

Por lo tanto, después de tantos decenios, todos los obispos en China están hoy en comunión con el Sumo Pontífice". Señaló, de este modo, la sucesiva participación, por primera vez, de dos obispos de la China continental en el Sínodo de octubre pasado. Es justamente la universalidad de la Iglesia la que alienta a la Santa Sede a no alimentar desconfianza u hostilidad hacia algún país, sino a recorrer el camino del diálogo para superar las distancias.

"El anuncio del Evangelio en China no puede ser separado de una actitud de respeto, de estima y de confianza hacia el pueblo chino y sus legítimas autoridades", afirma Parolin y evidencia que "la Santa Sede espera poder colaborar con China incluso sobre cuestiones de paz, de medio ambiente, del encuentro entre culturas, favoreciendo la paz y aspirando al bien de la humanidad". Por último, el Secretario de Estado Vaticano ratifica que "las finalidades propias de la acción de la Santa Sede, incluso en el específico contexto chino, permanecen como siempre: la Salus animarun y la Libertas Ecclesiae".

"Para la Iglesia en China eso significa la posibilidad de anunciar con mayor libertad el Evangelio de Cristo y de hacerlo en un entorno social, cultural y político de mayor confianza", concluyó.

 

Fuente: elintransigente.com

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias