Caso Milagro Sala

La CIDH se niega a recibir a las víctimas de Milagro Sala

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos se niega a recibir a las víctimas de Milagro Sala porque tienen “elevado número de audiencias” previstas para la reunión de Montevideo.
domingo, 01 de octubre de 2017 · 20:17

Las víctimas de violaciones a los derechos humanos por parte de la organización social Tupac Amaru liderada por Milagro Sala presentaron en el mes de Julio un pedido de audiencia temática sobre violación de DDHH a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que la misma sea efectiva durante la reunión que mantendrá dicho cuerpo internacional en Montevideo durante del 23 al 27 de octubre próximo; pedido que fue rechazado oficialmente por la CIDH.

La audiencia fue solicitada por María del Carmen González; Celia Ivana Velázquez; Micaela Betiana Condorí; Elba Bautista; Carmen Rosa Fernández y Elsa Yolanda Moya, todos con domicilio en la provincia de Jujuy. La presentación se efectuó con el apoyo de la ONG Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional. 

La respuesta que recibieron fue que la Comisión cuenta con un elevado número de solicitudes de audiencia y reuniones de trabajo correspondientes a su 165 período ordinario de sesiones y que ante tal situación no ha sido posible acceder a la solicitud de la audiencia. 

Por lo tanto, la CIHD no sólo accede a la audiencia temática sobre violación a DDHH sino que también cierra la posibilidad de la realización de una reunión de trabajo con las víctimas de la Tupac Amaru.
El argumento de las víctimas de Sala manifiesta que “durante los últimos años, superando enormes temores y dificultades, las víctimas firmantes hemos intentado que las autoridades del Estado argentino y el movimiento de DDHH de este país, así como los organismos internacionales y regionales de DDHH, incluida la CIDH, escuchen nuestra demanda de justicia que se basa en el reconocimiento de que operó en nuestra provincia, a lo largo de una década, un grupo para estatal que cometió violaciones a los derechos humanos”.

Expresaron que mediante la audiencia, que les negaron, querían hacer “poner en evidencia la obligación de las autoridades de nuestro país de ofrecer a las víctimas de esos hechos, garantías efectivas para acceder a protección, justicia y reparación, en igualdad de condiciones con otras víctimas”. 

En la presentación realizada ante la CIDH, las víctimas describen el accionar de la organización Tupac Amaru en referencia al uso de la violencia y la violación de los DDHH: “Durante varios años y hasta diciembre de 2015, la agrupación Tupac Amaru y su líder Milagro Sala, contaron con la complicidad, colaboración y aquiescencia del Estado provincial para el ejercicio de diversas maniobras delictivas que han motivado el avance de causas judiciales a nivel local y federal; en las que se investigan diversos delitos económicos y graves actos de violencia contra ciudadanos de Jujuy”.

“Una parte sustancial de esa actividad delictiva encuadra en la categoría de violaciones a los DDHH, ya que la agrupación liderada por Milagro Sala se comportó como un grupo paraestatal. ES decir, un grupo violento que contaba con impunidad total para actuar al amparo de las autoridades públicas, tanto el Poder Ejecutivo como el Judicial”, sostuvieron.
A pesar de los argumentos esgrimidos, la CIDH, organismo que se ocupó largamente de las presentaciones del CELS y de los defensores de Milagro Sala, decidió cerrar las puertas a las víctimas de su defendida, dejando sin expresión y visibilidad regional las violaciones a los DDHH que las víctimas afirman haber sufrido. 

 

 


 

 

10
20
4%
Satisfacción
1%
Esperanza
89%
Bronca
4%
Tristeza
0%
Incertidumbre
1%
Indiferencia

Comentarios